Diabetes Infantil

La Diabetes Infantil o Diabetes en Niños es una enfermedad que aqueja a muchas familias en el mundo, por eso explicamos un poco sobre su síntomas, tratamiento y prevención. La diabetes es una enfermedad que ataca a personas de cualquier edad, raza o condición social. Hoy en día se observa con preocupación cómo está afectando a los bebes y niños en edad escolar. Existen varios tipos de diabetes infantil.

Síntomas

Existen síntomas importantes de la diabetes infantil que los padres deben observar en sus niños. Si el bebé constantemente mantiene mojado el pañal, más de lo normal, es un síntoma de diabetes.

Si con frecuencia el niño pide tomar agua, se le nota todo el tiempo sediento o hambriento, siempre está ansioso, irritable o malhumorado sin que esto sea por causa de algún dolor u otra enfermedad; más aún si este estado de intranquilidad lo lleva a dormir más de lo usual, estamos ante una diabetes infantil.

Lo importante de todo esto es detectar a tiempo estos síntomas y verificar si el niño está realmente padeciendo de diabetes para comenzar a tiempo con el tratamiento adecuado.
Cuando los padres concluyen que su hijo realmente padece de diabetes, es muy importante que se preparen para ayudarlo, primero que todo deben tomarlo con calma ya que su preocupación y estrés puede percibirlo el niño. De esta manera, los padres podrán ayudar a sus niños a crecer de una manera sana y normal.

Los niveles de azúcar en la sangre deben ser normales ni altos ni bajos, esto con el fin de evitar síntomas de baja de azúcar mencionados anteriormente,  y de alta, que incluso pueden conducir al coma. Un nivel alto de azúcar o hiperglicemia indica que la cantidad de insulina es insuficiente, por lo tanto los padres deben ser muy cuidadosos para manejar la diabetes en sus niños, sobre todo porque algunos de ellos no manifiestan síntomas de tener hiperglicemia. Para ello se hace necesaria la realización del test de glucosa con el glucómetro, aparato que mide los niveles de azúcar en la sangre.

Tratamiento

Si en el organismo del bebé se presenta una hiperglicemia o azúcar alta es porque su cuerpo no produce la cantidad necesaria de insulina lo que puede llevar al bebé o infante a aumentar sus niveles de acetona en la sangre y en la orina, si esto sucede el especialista se verá obligado a suministrarle la dosis de insulina necesaria hasta que vuelva a su normalidad.

Cabe destacar que todos los métodos de suministro de insulina tienen sus ventajas y desventajas, por ejemplo, los parches eliminan la necesidad y la molestia de colocar inyecciones. Se le recomienda a los padres tratar con cuidado y mucha paciencia a su bebé con diabetes debido a que por su corta edad, no saben lo que está sucediendo; a la hora de inyectarlos, procuren relajarlos con su chupete o chupón o con su juguete preferido, y nunca lo atiendan en su cuna, esto con el fin de evitar que el bebé relacione el lugar con su mal momento a la hora de hacerle el test o inyectarlo. No se debe olvidar que estos niños requieren de pruebas de glucosa con más frecuencia que los niños normales, más aún a sabiendas que ellos son incapaces de manifestar si sienten algún malestar o síntoma de diabetes infantil.

Prevención

La diabetes tipo 1, por sus características es muy difícil de prevenir. Sin embargo, estudios recientes han tratado de encontrar un remedio para prevenir ambos tipos de diabetes. En el caso de la diabetes tipo 2, su principal manera de prevención es evitando la obesidad y los malos hábitos alimenticios. Los padres deben sostener una reunión con el médico nutricionista, quien le especificará cual es la dieta a seguir por el paciente. Esta dieta debe ser balanceada y completa, porque este tipo de diabetes se previene creando habitos de buena alimentación y ejercicios desde temprana edad. 

Encuesta

¿Qué color crees que sea esta semana?