Después de esta alarmante cifra de más de 100 mil niños que se quedaron sin vacunar contra el sarampión, rubeola y paperas, las autoridades decidieron extender hasta el 10 de diciembre la jornada de vacunación, algo que se debe aprovechar, según los especialistas.
 
Y es que según los expertos los infantes que no atiendan esta ultima oportunidad para quedar inmunes a esas enfermedades, corren el riesgo de contraerlas.
 
De manera inicial las autoridades pretendían vacunar a 767 mil infantes ya registrados en el sistema de salud, pero al no alcanzar la meta, han extendido esta jornada en la que participa además la propia Organización Mundial de la Salud. 

 

Encuesta

¿A qué crees que se le atribuyan tantas masacres y violencia en el país?